Marketing

La campaña de E-Mail marketing perfecta NO EXISTE

Publicado por
María Paula Izquierdo
La campaña de E-Mail marketing perfecta NO EXISTE

Por suerte, si existe una campaña ideal para ti, tus necesidades y las de tu público. Pero esta no es una receta universal, no existe una campaña de talla única que puedas aplicar en cualquier momento y situación.

En este artículo te explicaremos cómo diseñar, testear y tener éxito en tu campaña de e-mail marketing.

Ponte en los zapatos del usuario

perrito con zapatos

El correo electrónico es una de las herramientas digitales que más lleva tiempo en el radar y, sorprendentemente, aún no pierde vigencia y es una de las formas más masivas y directas para comunicarnos con nuestros usuarios, pero por supuesto que muchas compañías ya lo saben.

Diariamente es probable que nuestro usuario se ahogue en un mar de correos e información que llena sus buzones. Siendo honestos, ni siquiera quienes trabajamos creando campañas de marketing y conocemos el trabajo que hay detrás, tenemos el tiempo para leerlas todas.

El usuario cuenta con poco tiempo para dedicarle a leer sus correos electrónicos, es allí cuando comienza un ritual de selección, donde sin siquiera abrirlos, selecciona uno a uno los que vale o no la pena leer.

Muchos factores pueden influir en esta selección por parte del usuario: su historial con la empresa que envía el mail, su contexto actual e intención de compra, el título del correo, el preview, el horario en el que lo recibe, entre muchos otros.

Ser empático con el usurario será un elemento clave a la hora de crear la campaña.

Personalizando la receta, un menú para cada uno

Personalizando la receta

Cuando creamos una campaña de correo electrónico (como cuando cocinamos una cena especial para nuestros amigos), debemos tomar en cuenta los gustos, necesidades, y “alergias” de nuestros usuarios.

Segmentar a nuestra audiencia de acuerdo con lo que estarían más dispuestos a leer nos ayudará a aumentar la conversión en nuestra campaña.

Al igual que en la cena, no les servirías carne a tus amigos vegetarianos, o una receta a base de queso para los intolerantes a la lactosa. ¡Eso convertiría tu cena un fracaso!

Algunos ingredientes a tener en cuenta:

Tu empresa: ¿Conoce el usuario tu empresa? ¿Se registró en tu lista de correos voluntariamente?

Enviar campañas de correo electrónicos a personas que no conocen tu empresa es una gran barrera de entrada. El e-mail es una herramienta masiva, pero al mismo tiempo muy personal, y a los usuarios no siempre les gustan los desconocidos en su bandeja.

Imagina que llega una hermosa cesta de frutas a la puerta de tu casa, pero no sabes quién la envió ni de donde viene o por qué. Es probable que lo pienses más de una vez antes de probar su contenido, si es que lo haces.

Contexto de tu audiencia e intención de compra: Otro elemento importante es enviar contenido que sea relevante para la audiencia. Para eso te recomiendo hacer audiencias con intereses similares, tomando en cuenta factores como estado civil, sexo, ubicación geográfica, edad, y qué acciones ha tomado con relación a tu empresa, ¿te ha comprado antes? ¿ha leído o comentado algunos de tus contenidos anteriormente?

Un error común y que a todos nos ha pasado es tratar de enviar todo el contenido a todas las personas. Tal vez un blog de maternidad y lactancia no tendrá tanto éxito si se lo enviamos a nuestra lista de hombres adolescentes. (No decimos que no, pero es menos probable)

Un título apetitoso: Todo platillo exitoso tiene que entrar por los ojos. Si nuestra receta es buena pero la primera impresión no lo demuestra, algunas personas podrían no querer probarla.

Un buen título debe:

·        Ser claro y conciso.

·        Llevar la información importante en los primeros caracteres.

·        Incluir signos de exclamación o hacer preguntas.

·        Incluir números o porcentajes.

·        Generar urgencia en el usuario.

·        Puedes usar emoticones o caracteres especiales.

·        Hacer referencia directa al lector usando su nombre.

Sobrevivir la primera selección: ¡Seguimos con vida!

Sobrevivir la primera selección

Una vez que nuestra campaña está bien diseñada, pensando en la audiencia correcta y con contenido de valor, el primer objetivo de una serie de hitos es lograr que la vean.

Esta métrica se llama apertura. Es el primer gran resultado tangible que obtenemos al enviar la campaña. La apertura es lo que nos ayudará después a calcular la conversión de nuestra campaña.

Muchos factores influyen en la apertura, algunos dependen de nosotros y otros no. Para una campaña de marketing la tasa de apertura considerada saludable está entre el 15% y el 25%. Para correos transaccionales lo ideal es que esté sobre el 40% y para correos corporativos o de comunicación interna debemos mantenerla sobre el 80%.

Ya hemos mencionado algunos elementos que ayudan a la apertura cuando construimos la receta de nuestra campaña: título, preview y el remitente o empresa.

Otro factor clave es nuestro sistema de envío de correos. Muchas plataformas tienen el problema mortal de caer directo a la bandeja de spam, haciendo que nuestra campaña muera antes de nacer. Es importante hacer todas las pruebas necesarias con nuestro servidor y plataforma de construcción de campañas de correo electrónico para no tener este problema.

Plataformas como Sprintmailing, desarrollado por CleverIT son ideales para mantener nuestros correos en la bandeja de entrada y dándoles la importancia que merecen.

Medir, medir medir

Medir

Una vez que el usuario abre nuestra campaña se encontrará con el maravilloso contenido que hemos preparado a su medida, pensando en sus necesidades y en todo lo ya mencionado. Que el lector consiga valor en nuestro contenido y lo disfrute ya es una victoria en si misma, pero hay elementos que debemos tomar en cuenta para medir si nuestra campaña fue realmente exitosa.

Elige cuidadosamente los CTAs y hazlos visibles dentro del mail: Los famosos CTA (Call to Action) son aquellas acciones que queremos que nuestro usuario tome después de leer nuestro correo. Debemos hacerlos claros y atractivos, piensa en cuando invitaste a salir a esa persona especial: No quieres ser muy agresivo o grosero, pero hay que dejar bien claras nuestras intenciones y que, además, sepa que la va a pasar muy bien en esa cita.

Rastrea la conversión: Sin importar si el CTA lo lleva a descargar un archivo, realizar una inscripción, una compra o visitar el sitio web, debemos ser capaces de medirlo, para esto te recomendamos el uso de los UTM, que son pequeñas huellas que podemos dejar en nuestra URL para saber de donde viene el tráfico (en este caso, de nuestra campaña de email Marketing)

Aquí puedes revisar las mejores prácticas para el uso de UTM en las URLs

¡Ya conoces las bases para una campaña de éxito!

What’s a Rich Text element?

The rich text element allows you to create and format headings, paragraphs, blockquotes, images, and video all in one place instead of having to add and format them individually. Just double-click and easily create content.

Static and dynamic content editing

A rich text element can be used with static or dynamic content. For static content, just drop it into any page and begin editing. For dynamic content, add a rich text field to any collection and then connect a rich text element to that field in the settings panel. Voila!

How to customize formatting for each rich text

Headings, paragraphs, blockquotes, figures, images, and figure captions can all be styled after a class is added to the rich text element using the "When inside of" nested selector system.

Descarga nuestro Clever UI KIT 👇

Acá en Clever Experience trabajamos en un pequeño UI KIT que puede ayudarte en la próxima propuesta rápida, idea o proyecto que debas o quieras desarrollar.
Ingresa tu nombre y correo para descargar.

Gracias. Te será enviado un mail confirmando la inscripción
¡Ups! Algo salió mal al enviar el formulario.